El Valencia Boat Show se confirma como una cita de referencia y un generador de negocio

El certamen cierra hoy su 14ª edición, en la que apunta a nuevo récord de visitantes, con muy buenas sensaciones de los expositores
• Clientes de toda la costa española, así como de Madrid, conocedores e interesados en la náutica

València, 1 de noviembre de 2022. –
El Valencia Boat Show ha cerrado hoy su 14ª edición, marcada por la gran afluencia de visitantes, que a solo unas horas del cierre del certamen ya alcanzaban los 20.997, con sensaciones muy positivas entre los expositores, que han confirmado la visita de numerosos clientes potenciales procedentes de diversos puntos de la geografía española, así como extranjeros residentes en la costa mediterránea.
El salón ha contado con una combinación de visitantes en busca de un primer contacto con la náutica y usuarios ya experimentados que han acudido con intención de comprar una embarcación nueva, encontrar un amarre, o adquirir equipamiento o accesorios para su barco.
“Es un momento perfecto para encontrarse con el sector y hacer mucho networking”, aseguraba Gustavo Benevaent, gerente de Valencia Mar, marina valenciana que es desde hace años expositor y patrocinador del certamen. “Confiamos plenamente en el Valencia Boat Show desde el principio, porque creemos que es el momento de tener un escaparate de la náutica en la ciudad de València. Es un buen enclave para estar y para conseguir hacer negocios”.
Durante cinco días, del 28 de octubre al 1 de noviembre, los pantalanes de La Marina de València han sido el mejor escaparate para la oferta de embarcaciones nuevas y novedades, motores, electrónica, servicios, marinas, destinos turísticos, accesorios y actividades vinculadas con el mar.
València se confirma como un salón de venta
El buen tiempo, la coincidencia con el Puente de Todos los Santos, la posibilidad de realizar pruebas de mar con todas las embarcaciones a flote gracias a las condiciones únicas de La Marina de València, y el hecho de ser el último salón del circuito Mediterráneo de salones náuticos, son factores que han contribuido a situar a València como un salón de decisión y de compra.
“Estamos muy contentos en general, viernes y sábado fueron dos días excelentes”, aseguraba Jorge Haro de Navaltec, que, con la mayor exposición de embarcaciones en seco del salón, señalaba que en esta edición han multiplicado por 3,5 el número de contactos comerciales respecto a ediciones anteriores del salón.
“Hemos tenido muchos visitantes, el stand ha estado prácticamente lleno todos los días, y hemos hecho bastantes contactos interesantes tanto de la Comunitat como de fuera, y clientes interesados en barcos grandes”, comentaba Manuel Vicente de Windward Yacht Services y Nautic Services, con una flota de Aquila y Sessa Marine en la exposición.
Por su parte, Ricardo Bosch, de Marina Estrella, se mostraba “contento con la gente que ha venido. Clientes con los que habíamos quedado, gente que viene de Madrid, de Murcia y de otros sitios. Clientes interesantes, aunque ahora falta concretar”.
Para Andrés Cárdenas, de Nuva Yachts, “lo más importante es que en una feria hay clientes potenciales que aparecen y aún no nos conocían. Eso es lo que buscamos en salones como València, ese público que está aún por encontrar”. A ese respecto señalaba que “el tiempo nos ha acompañado también, lo que es muy importante. Hemos tenido gran afluencia de público, especialmente los días festivos, con visitantes de toda la costa, desde Murcia a Castellón, pasando por Alicante, València y algo del centro de la península. Estamos muy contentos con los servicios, y hemos hecho muchos contactos interesantes así que, para volver el año que viene”.
Manuel Subirana, responsable comercial de Girbau Boats, compartía las mismas sensaciones. “Estamos contentos de haber venido, está bien para darse a conocer por la zona”, aseguraba.
Náutica Aza y Sport Nautic, distribuidores de grandes astilleros franceses como Jeanneau y Beneteau, respectivamente, son dos habituales del certamen valenciano que este año también han expresado su satisfacción con el salón valenciano.
“Hemos recibido gente de Alicante, de Murcia, de Madrid, de Andalucía, diría que más que el año pasado, y nos vamos con cosas para trabajar así que contentos”, señalaba Juan Manuel Endrino, de Náutica Aza, quien apuntaba el éxito de los multicascos, a la vista de los interesados en el Bali 4.2 que está en exposición en València.
“Cada año repetimos porque esta es nuestra casa, es un proyecto de las empresas de Valencia. Es un salón muy agradecido a nivel comercial, nosotros hacemos ventas y los clientes de Valencia están encantados de venir aquí a ver novedades y es una apuesta que es importante para València”, comentaba Antonio Gadea, director de Sport Nautic, quien también ha recordado que “lo bueno de la náutica es que hay público para todo tipo de barcos, y la afición por la náutica va a más”.
El nuevo De Antonio D50 llega a Valencia
La última jornada del Valencia Boat Show ha visto la llegada del nuevo De Antonio D50 al puerto histórico de València. “Este es nuestro buque insignia actualmente, nuestro barco de mayor eslora, que cuenta con una variante, el D50 Coupé, que presentaremos este invierno”, ha señalado Marc De Antonio, cofundador de De Antonio Yachts, que ha visitado el salón en su última jornada. “Este es un salón que cada año hace un esfuerzo para ir a más, es un salón importante a nivel nacional y, siendo una marca española, obviamente queremos estar y tener una presencia relevante”, afirmaba De Antonio.
“Nosotros siempre hemos confiado en el salón de Valencia y venimos todos los años, pero este año ha sido el mejor que hemos tenido hasta el momento a nivel de clientes, potenciales compradores e incluso operaciones prácticamente cerradas”, comentaba José Luis Naturil, de Pleamar, distribuidor de De Antonio Yachts.
Mapfre, la aseguradora oficial del Valencia Boat Show, ha contado con dos stands en los que ha dado a conocer a todos los públicos sus productos vinculados a las embarcaciones de recreo. “Valencia Boat Show y Mapfre compartimos la pasión por el mar”, aseguraba Miguel Ángel Monzó, promotor de empresas de la Dt València.

Ir arriba